• Sport&Horse

¿Cómo escoger al entrenador?

¿Cómo debe ser vuestro entrenador? 


Los padres siempre pueden sentir cuando sus hijos disfrutan de los deportes pero a veces puede ser muy difícil saber si a parte de esto, su niño está mejorando y progresando en lo que es la parte técnica. 


Esta dificultad es debida a que muchos padres no entienden nada sobre un deporte en concreto y realmente es difícil valorar el progreso del niño.


Claramente no todos practican un deporte para ser olímpico pero estaréis de acuerdo que no es agradable estar pagando y luego darse cuenta de que vuestro hijo realmente no ha aprendido nada en un año. 


Por eso nos gustaría dar unos consejos para los padres a la hora de escoger un entrenador de equitación, para que las clases de su niño sean divertidas y beneficiosas sobre todo si son principiantes. 


1️⃣ Las clases individuales son más progresivas y más productivas: 

está claro que en una clase individual toda la atención del entrenador está concentrada en una sola persona y es más productivo pero si no hay esta posibilidad y solo hay clase en grupo hay que intentar que sean grupos pequeños (2-3 pers máximo). 


2️⃣ La edad del entrenador: no es el factor principal pero normalmente los entrenadores más jóvenes (18-20 años) que no han logrado altos resultados en competiciones no tienen la experiencia suficiente como para entrenar y muchas veces no se lo toman en serio. 


3️⃣ También un factor que influye mucho es la seriedad. No todos los entrenadores toman sus responsabilidades en serio. (Hablar por el móvil durante la clase o hablar con otras personas demuestra poco respeto hacia el alumno). 


4️⃣ La manera de enseñar: un entrenador serio debe ser exigente pero debe explicar los momentos técnicos con serenidad y paciencia. 


5️⃣ No hacer los mismos ejercicios cada clase: es muy importante repetir y repetir para que las cosas salgan bien pero si veis que cada clase el entrenador pide hacer los mismos ejercicios, entonces no habrá progreso porque no se aprenden cosas nuevas. Muchas veces es muy bueno combinar diferentes ejercicios y practicar cosas distintas para mejorar todos los aspectos (el asiento, la posición de las manos, la posición de las piernas, las ayudas…) 


6️⃣ La equitación es un deporte maravilloso pero a la vez puede ser muy peligroso sobre todo si no se cumplen las normas de seguridad. Existen muchos casos en los cuales los niños cogen miedo a los caballos y dejan de montar por culpa de accidentes y situaciones de peligro que se pueden producir cuando el entrenador no vigila. 

Por lo tanto es muy importante, sobre todo al principio, ver que el entrenador es serio y responsable. Que cumple las normas de seguridad y que las explica a sus alumnos. 


7️⃣ La mejor manera de ver el progreso es grabar las clases y después comparar los resultados. Es normal que el progreso a veces puede ser lento y también depende de la frecuencia de las clases pero tiene que haber y si no lo hay, seguramente el entrenador no se toma su trabajo en serio. 


Hay que confiar en el entrenador y en todo lo que hace, creer en sus métodos y hacer todas sus directrices. Un buen entrenador no solo es una persona que entrena, sino también debería ser una persona que pueda enseñar los valores más importantes de la vida, alguien a quien podemos admirar. Y tanto el jinete como su entrenador deberían tener los mismos objetivos y perspectivas relacionadas con el deporte y el futuro del binomio (jinete-caballo).




6 vistas